Además:
     

Motor Doctor

www.Motordoctor.Es

Usuarios

Tenemos 349 invitados conectado(s)

Estadísticas

OS : Linux g
PHP : 5.3.3-7+squeeze14
MySQL : 5.1.66-0+squeeze1
Tiempo : 06:50
Caching : Activado
GZIP : Activado
Miembros : 50389
Contenido : 343
Enlaces : 4
Ver contenido por hits : 4100641

Hoy es:

Ulti Clocks content

Solo faltan:

Para el Guitar-Day-2011

Calendario de eventos

Octubre 2017
D L M X J V S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4

Ultimos eventos

Sin eventos

Visitantes

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy717
mod_vvisit_counterAyer2983
mod_vvisit_counterEsta semana3700
mod_vvisit_counterEste mes60619
mod_vvisit_counterTotal181398
Desde el 14/09/2008 a las 8:00h

Motor Doctor

 <a href="http://www.motordoctor.es/" target="_self"><img src="/images/banners/motor//motordoctor.gif" alt="www.Motordoctor.Es" title="Gran variedad de piezas de automóviles para cualquier coche" width="220" height="239" /></a>

Inicio Contenidos Artículos de Opinión Las crisis, no la crisis...que no es lo mismo...
Las crisis, no la crisis...que no es lo mismo... PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 21
MaloBueno 
Escrito por Helio   
Domingo, 01 de Marzo de 2009 11:59

Desde hace ya un tiempo, se han instaurado expresiones como: “Estamos en crisis”, “esto pasa por culpa de la crisis”, etc... y con esas palabras vamos llenando nuestras frases cotidianas, como si estuviéramos aceptando la fatalidad de que La Crisis es una única plaga que se ha extendido y apoderado de nuestra vida cotidiana, a la cual culpamos de todo lo negativo que ocurre día tras día en nuestro entorno vital.

Creo que es un grave error hablar de Crisis en general, ya que lo que nos afecta es un conjunto de crisis, y cualquiera de ellas tiene muy poco que ver con las demás. Existe una evidente interacción entre todas las crisis, ya que la presencia de una de ellas magnifica y agudiza los síntomas de otra o los resalta haciéndolos más visibles, pero no por ello debemos simplificar pensando que todo es una misma cosa.

Si uno tiene gripe, se sentirá fatal, tendrá dolores y un estado de cansancio generalizado, pero si encima ese día se le lleva el coche la grúa, creerá que todos los elementos se han puesto en su contra. No obstante, es evidente que la grúa no se lleva un coche porque el propietario tenga gripe, ni vice-versa, aunque es evidente que las dos cosas juntas: Gripe y grúa, no son precisamente elementos que contribuyan al bienestar de nadie.

 

Todos sabemos que la ya tristemente famosa crisis financiera importada de USA, ha hecho una provocado un terremoto en la mayoría de instituciones financieras, desde las cuales se han trasladado los temblores a la llamada economía real, es decir a la que nos afecta a todos en la vida cotidiana. En pocas palabras, el resultado de ese complejo entramado es que los bancos han cerrado el grifo del crédito de forma drástica a causa de su ausencia de liquidez, y eso ha provocado un colapso en el tejido empresarial, el cual a su vez lo ha trasladado a la gente corriente en forma de EREs, despidos, impagos, etc.. creando una tremenda inseguridad que a más de uno nos quita el sueño.

Como no podía ser menos, el mundillo musical que interesa y afecta a todos los lectores de este portal, se ha visto seriamente tocado por esa llamada crisis, ya que las cosas que antes iban bien, ahora no van tan bien. Las que iban mal (o no iban bien), ahora van mucho peor, e incluso algunas han dejado simplemente de ir.

Por ejemplo el pequeño comercio minorista que ya estaba seriamente tocado desde hace tiempo, ha visto agravada su situación por esta crisis financiera, y en el ámbito de las publicaciones impresas ha pasado ¾ de lo mismo: Si la mayoría estaba ya tiritando de frío, ahora se les ha venido encima una tormenta de nieve y granizo, que ha convertido su resfriado en grave enfermedad, la cual, en algunos casos, ha pasado a ser letal.

Si tomamos por ejemplo, una hipotética tienda de música que nunca ha tenido apenas existencias, o simplemente las mínimas de supervivencia, y tampoco se ha preocupado de aportar valor añadido a sus clientes en forma de servicios, está claro que esa tienda, viene arrastrando un serio problema desde hace tiempo, el cual tarde o temprano, le va a pasar factura. Está claro que la crisis financiera ha adelantado el vencimiento de dicha factura, ya que ha provocado una retracción del mercado en forma de bajada generalizada de las ventas de todo, y en todas partes. Ese fenómeno ha agudizado el ya grave problema de esa tienda, pero es evidente que el mar de fondo que la ha puede hundir no es la crisis financiera, sino un mal planteamiento de negocio. La crisis financiera solo ha erosionado y puesto al desnudo las graves carencias estructurales de su modelo de negocio, pero no es en absoluto la culpable de su derrumbe. Se trata simplemente de un agente patógeno más que ha venido a agravar una vieja enfermedad crónica.

Esa es precisamente OTRA de las crisis que venimos padeciendo, pero no data de hoy, ni del año pasado, ni del anterior: Es algo que debió corregirse hace una década (por lo menos), y quien no lo hizo, se ha situado en las peores condiciones posibles para resistir los embates de esa ola llamada crisis financiera actual.

Si hablamos de las publicaciones impresas, ocurre ¾ de lo mismo: Hace ya años que el modelo tradicional de prensa impresa anda pasándolo muy mal para llegar a fin de mes. El fenómeno que empezó como un ligero catarro, pasó en pocos meses a ser una epidemia generalizada cuya gravedad abarca desde los más prestigiosos periódicos de tirada nacional, hasta las pequeñas revistas especializadas en sectores verticales.

Internet llegó un buen día, y no fue precisamente una moda pasajera: Se ha quedado a vivir en muchas de nuestras casas y prosigue su imparable penetración día a día llenando nuestras pantallas de tanta información, que resulta imposible digerirla. Por supuesto aunque esté desordenada en miles de Webs, rebasa con creces la que nos puede aportar un medio impreso. Ante esta situación que no es de ahora, muchos medios escritos reaccionaron y se adaptaron a los nuevos tiempos, abriendo su alternativa Web, aunque la mayoría lo hicieron de forma excesivamente tímida, y desde luego, casi nunca a tiempo. Otros, ni siquiera han empezado a hacerlo, y ahora llega esta marea que arrastra a los más débiles a un agujero sin fondo. Sin embargo, al igual que puse más arriba el ejemplo de una tienda inadaptada al mercado, aquí pasa exactamente lo mismo: No se puede culpar a la crisis financiera de un caso grave de ceguera empresarial.

Lo queramos o no, estamos ante un evidente declive de la prensa escrita, que tarde o temprano dejará un mercado casi desierto, o apenas con unos cuantos medios cuya presencia resultará simbólica, el resto, simplemente desaparecerá. No es un problema de crisis financiera, es simplemente un ajuste del mercado que se guía por los condicionantes tecnológicos de cada época: Cuando Gutemberg inventó la imprenta, marcó el imparable declive de los monjes que se dedicaban a copiar los antiguos libros escritos a mano, ya que por lógica, ocuparon ese espacio los libros impresos que se podían reproducir en miles de ejemplares a una velocidad muy superior a la manual, y con unos costes muy inferiores. Todas las condiciones para que prosperara la imprenta estaban ahí, y por eso prosperó.

Si bien algunos obtusos critican con dureza los estragos de la maléfica red de redes, es evidente que nadie puede poner puertas a la tecnología, y me imagino que cuando Gutemberg sacó su invento, pasó algo similar: Probablemente se le acusara de cargarse el noble negocio de los Monjes Copistas. No hay nada nuevo bajo el sol, pues siempre ha habido y habrá quien se refugie en su atalaya numantina ante los avances, resistiendo empecinado en enarbolar el pendón del conservadurismo anti-tecnológico.

Hay muchos ejemplos históricos demenciales:A principios de la era industrial, hubieron revueltas obreras contra las máquinas de vapor que fueron vistas como la terrible amenaza que les iban a robar el trabajo y por consiguiente, el pan. En realidad lo que luego ha quedado patente es que lo único que podían hacer esos monstruos de hierro, era hacer el trabajo más duro y pesado, hasta entonces asumido por pobres seres humanos en condiciones de vida terribles.

Por suerte, en la época actual, la imprenta ya ha sido más que asumida, y no creo que nadie se atreva ahora a maldecir a Gutemberg, del mismo modo que dentro de unos años, nadie en su sano juicio criticará Internet.

Y, ahí tenemos otra de las crisis de nuestro sector, que no tiene nada que ver con la financiera, sino que proviene de una mutación tecnológica ya imparable. Una vez más la crisis financiera y la retracción del mercado han provocado la bajada de contratos de publicidad, y eso ha sido letal para muchas publicaciones impresas, pero que nadie se equivoque. La retracción del mercado ha agravado un problema ya existente, no lo ha creado.

También es verdad que el mundo de las publicaciones on-line también se ha visto seriamente tocado debido a la crisis financiera, pero dicha crisis solo ha hecho de catalizador para acelerar lo inevitable: Otro necesario reajuste de mercado. El excesivo número de publicaciones gratuitas, comiendo de una tarta de publicidad de tamaño muy limitado, era de esperar: Ese pastel no es suficiente para dar de comer a todas ellas, y por eso ya han caído las primeras víctimas; otras lo harán dentro de poco...

El mundo de la Web tiene unas peculiaridades que difícilmente encajan en el modelo de negocio tradicional: Aquí no compramos tinta ni papel, ni pagamos a un señor que reparte nuestro producto en los quioscos. Aquí lo único tangible es una o varias máquinas que llevan un software, y ese conjunto de metal, silicio y micro-soldaduras, soporta toda la información. Con eso solo ya se puede arrancar un sistema. El resto es todo intangible. Sin embargo el modelo, obedece a las mismas reglas de mercado que un producto tangible tradicional. Es muy sencillo y barato crear un sitio Web, no obstante debido a la enorme cantidad de espacios actualmente abiertos (sin olvidar los cientos de miles que se abren nuevos a diario en el mundo), su mercado también sufre reajustes constantes (como todos los mercados) y siguiendo esas ya conocidas reglas, es evidente que solo perdurarán quienes mejores servicios ofrezcan. Como todos sabemos, aquí la competencia nunca es por precio de venta, ya que todos los contenidos son gratuitos, sin embargo, aunque menores que en un medio escrito, los costes están ahí, y se tienen que asumir. Por consiguiente, es necesario que los servicios Web generen ingresos publicitarios, para que por lo menos, aunque no se gane, se pueda subsistir. Si la tarta a repartir es limitada, y los medios crecen sin parar, es de esperar que se produzca exactamente lo mismo que le ha pasado a la prensa escrita, o la tienda de barrio. Ojo, no estoy defendiendo un modelo económico, simplemente constato su funcionamiento.

Recuerdo que con el advenimiento del vídeo casero, a mediados de los años 80, las calles de nuestros pueblos y ciudades se llenaron de pequeños negocios de alquiler de cintas de películas VHS, que brotaban anárquicamente en cualquier esquina. Muchos pájaros de mal agüero, presagiaron el final del arte cinematográfico y la quiebra de las salas de proyección. Bien, pues al cabo de unos pocos años, esos pequeños negocios de alquiler de cintas fueron desapareciendo a la misma velocidad que nacieron, hasta casi acabar por extinguirse. También es verdad que las salas de proyección tradicionales pagaron su alto precio en todo ese reajuste. Sin embargo, hoy se sigue yendo al cine, hay salas de proyección, y quedan algunos enormes centros de alquiler que funcionan bien. Simplemente han subsistido los que han sabido y/o podido adaptarse a la demanda del mercado. Los agoreros que pregonaron que ese iba a ser el fin del cine se equivocaron, y quienes dijeron que montar un Vídeo-Club era el negocio del siglo, también se equivocaron. Al final las cosas han vuelto a su cauce normal, y ambos negocios conviven en paz. De hecho, es de reseñar que los productores de cine, sacan impresionantes réditos con el alquiler o venta de películas en soporte casero, que ya casi publican junto al estreno en salas de cine. Para ellos, es un añadido más a su negocio, ya que la venta de ese producto antes inexistente, viene a sumarse a los ingresos generados por las salas de proyección. Es más, por lo que se comenta en medios especializados, la mayoría de actores de renombre, cuando firman un contrato con una productora para aparecer en una de sus películas, suelen ya tener clausulas de participación en los ingresos por ventas de DVDs.

 

En resumen: Es evidente que la crisis financiera actual tiene una magnitud sin precedentes, y por supuesto, tiende a multiplicar la gravedad de las enfermedades ya existentes en el tejido económico-empresarial. Nadie lo puede negar, pero no es menos evidente que más temprano que tarde, aún sin crisis financiera, las empresas y/o mercados que vienen arrastrando serios problemas de base, y por consiguiente llevan ya años sumidos en su propia crisis sectorial, tienen que hacer frente al pago de la factura derivada de sus propios errores. Por consiguiente, no hay que confundir las crisis, y achacar toda la culpa de todos los males a una crisis financiera. Por desgracia, es lo que muchos suelen hacer, ignorando que resulta demasiado sencillo a la vez que peligroso, ignorar nuestros propios errores, y de algún modo aprovechar las malas circunstancias actuales para seguir sin adaptarse a la demanda del mercado y a sus condicionantes tecnológicos.
 
Aún así, algunos han hecho su agosto con la excusa de la famosa crisis, se han llevado las ganancias y ahora pretenden que paguemos sus desmanes  y errores entre todos, lo cual evidentemente, no es de recibo. Yell

 

Última actualización el Domingo, 01 de Marzo de 2009 12:00
 

Las 10 últimas Ventas publicadas en Guitarramania.com

Saludos

Hola amigo, si estás leyendo este texto es porque ya estás viendo el nuevo entorno del portal de Guitarramania.com.
Debes saber que tienes disponibles los accesos directos a los foros y al nuevo Portal de Compra-Venta pinchando en los siguientes enlaces:

Aviso Rifas

Hola amigos, seguimos esperando terminar la rifa a de una Suhr Custom a beneficio de Juanma, el niño enfermo. Te ruego colabores en ella, ya que todos los ingresos íntegros irán a parar a ayudare. Te recordamos que el método más sencillo para confirmar consiste en entrar en la página de las rifas y ordenar los números por la opción: Solo mis números con ese sistema tenéis asegurado el ver los que tenéis, y no será necesario navegar por toda la lista de números.

Navegación noticias

Os indicamos que la navegación por las noticas RSS que alimentan este portal nos llegan desde Youtube, Gibson y Fender. Para poder consultar su contenido on line, basta con pasar el cursor sobre la noticia y el video para que una ventana emergente os muestre los detalles. Si queréis ver el video o la noticia al completo, basta con pinchar en su enlace y se abrirá una nueva ventana en vuestro navegador, con lo cual conservaréis siempre la página de este Portal abierta.
RocketTheme Joomla Templates